Propiedades Alimentos y Condimentos

FRUTAS, VERDURAS Y HORTALIZAS

¿Cuáles son las frutas con menos calorías?

El mejor momento para comer frutas es por las mañanas, ya que así nos aportan energía y el cuerpo tiene tiempo para quemar la glucosa

¿Cuáles son las frutas con menos calorías?

Si estás llevando a cabo una dieta hipocalórica para adelgazar y en el plan alimentario dice que puedes comer una fruta a media mañana o bien la cantidad que desees en la cena pon atención, ya que hay algunas especies que no son tan “adelgazantes”. 

Frutas permitidas en las dietas

Cualquier dieta (o la gran mayoría de las eficaces y saludables) permite comer una gran cantidad de frutas durante el día. Es importante saber elegir cuáles son las ideales para que tu objetivo se cumpla en tiempo y forma. ¿Cómo? Según las calorías que cada una te aporte. Existe una tabla donde se detallan los valores nutricionales de cada fruta para que puedas escoger aquellas con menos contenido calórico y poder adelgazar más rápido y fácil.
Las frutas además de ser hipocalóricas nos ofrecen otras ventajas, como es el hecho de ofrecer fibras, antioxidantes, minerales y vitaminas. Se aconseja consumir entre tres y cinco porciones de fruta por día, divididas en el desayuno, el almuerzo, la cena o las colaciones.
Generalmente todas presentan propiedades para adelgazar, ya que poseen pocas calorías en relación a su volumen o peso, brindan sensación de saciedad (sobre todo al comer con cáscara), son depuradoras del organismo debido a la fibra, ayudando a arrastrar las sustancias nocivas fuera del cuerpo, mejoran el tránsito intestinal y evitan el estreñimiento y por último actúan como antioxidantes, es decir que reducen la formación de radicales libres, mejoran el metabolismo celular y facilitan la degradación de las grasas (o lipólisis).
Teniendo en cuenta cuáles son las propiedades de cada fruta es más sencillo elegir una o varias para consumir cada día. Si bien todas son beneficiosas también es cierto que cada una aporta algo diferente al resto. Una dieta rica en frutas y también en vegetales te ayudará a adelgazar de forma saludable y sobre todo a no sentirte falto de fuerzas, cansado o débil.
Algunos indican que las frutas deben ser ingeridas en un momento aparte de las comidas principales, ya que si las elegimos como postre la gran mayoría de sus nutrientes y vitaminas “se pierden” durante el proceso de digestión de los demás platos. Fermentan en el estómago y hacen que el proceso sea más lento. Por eso es que a muchas personas no les cae bien comer frutas de postre. En ese caso, se aconseja hacerlo espaciado de las comidas, como ser a media mañana o a media tarde, por lo menos 2 o 3 horas antes o después del almuerzo o la cena.
Por otra parte, es bueno saber que las frutas contienen una sustancia conocida como “fructosa” que el cuerpo la convierte en glucosa (es decir, en energía). Es preciso que esta glucosa sea consumida para que no se acumule como grasa en el organismo. Se dice entonces que el mejor momento para comer frutas es durante la mañana porque el metabolismo está en su “mejor momento”. Así el proceso digestivo permitirá que quememos la glucosa que se genera y a la vez saciaremos el apetito por varias horas.
Las mejores frutas para adelgazar, es decir, las menos calóricas son la pera, la manzana, el kiwi y la mandarina, en relación también a otros componentes como son las proteínas, los lípidos y los hidratos de carbono. Lo bueno es que siempre podemos disponer de alguna de ellas en cualquier momento del año.
Otro punto importante es una mujer que hace una actividad normal, trabajar o estudiar pero que no es deportista. Necesita consumir entre 1.800 a 2.000 calorías diarias como consumo normal.
 
Listado de calorías de las frutas
Esta lista la debes tener en un lugar visible para que puedas determinar cuál comer más y cuál menos o contabilizar las calorías que estás ingiriendo a cada día. El valor es por una cantidad aproximada de 100 gramos de fruta.
Sandía:         15 calorías
Pomelo:        26 calorías
Fresa:           27 calorías
Níspero:       28 calorías
Frambuesa: 30 calorías
Melocotón: 30 calorías
Melón:         30 calorías
Mora: 35 calorías
Ciruela:        36 calorías
Grosella:      37 calorías
Pera: 38 calorías
Arándano: 41 calorías
Mandarina: 41 calorías
Manzana: 45 calorías
Higo: 47 calorías
Cereza:         48 calorías
Albaricoque: 52 calorías
Naranja:         53 calorías
Piña: 55 calorías
Kiwi: 56 calorías
Uva: 61 calorías
Granada:        62 calorías
Mango:          73 calorías
Plátano:         85 calorías
Aguacate:      232 calorías

VERDURAS Y HORTALIZAS

Propiedades de las espinacas

Entre los alimentos de la categoría de las verduras y hortalizas que tenemos disponibles en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra las espinacas.

Este alimento, pertenece al grupo de las verduras frescas.
A continuación puedes ver información sobre las características nutricionales, propiedades y beneficios que aportan las espinacas a tu organismo, así como la cantidad de cada uno de sus principales nutrientes.
Las espinacas son un alimento rico en vitamina K ya que 100 g. de esta verdura contienen 307 ug. de vitamina K.
Este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina B9. La cantidad de vitamina B9 que tiene es de 145 ug por cada 100 g.
Con una cantidad de 589,17 ug por cada 100 gramos, las espinacas también es también uno de los alimentos con más vitamina A.
Las espinacas se encuentran entre los alimentos bajos en calorías ya que 100 g. de este almiento contienen tan solo 20,74 kcal.
Entre las propiedades nutricionales de las espinacas cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes: 2,70 mg. de hierro, 2,63 g. de proteínas, 117 mg. de calcio, 2,58 g. de fibra, 554 mg. de potasio, 12 mg. de yodo, 0,60 mg. de zinc, 0,61 g. de carbohidratos, 60 mg. de magnesio, 69 mg. de sodio, 0,09 mg. de vitamina B1, 0,20 mg. de vitamina B2, 1,38 mg. de vitamina B3, 0,25 ug. de vitamina B5, 0,22 mg. de vitamina B6, 6,90 ug. de vitamina B7, 0 ug. de vitamina B12, 40 mg. de vitamina C, 0 ug. de vitamina D, 1,40 mg. de vitamina E, 46 mg. de fósforo, 0 mg. de colesterol, 0,30 g. de grasa, 0,47 g. de azúcar y 57 mg. de purinas.
Por su bajo en calorías, tomar las espinacas es recomendable para mantenerte en línea. Si piensas en realizar una dieta para bajar de peso, puedes incluir las espinacas. Recuerda que antes de empezar una dieta, lo debes antes consultar con un nutricionista o con tu médico.
Beneficios de las espinacas
Al tener mucha vitamina A o niacina, las espinacas previene enfermedades en los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anticancerosas. También por su alto contenido de vitamina A, esta verdura también favorece el buen estado de la piel y de las mucosas.
El ácido fólico o vitamina B9 de las espinacas, hace de este un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia. Esta verdura también puede ayudar a combatir los efectos perjudiciales de ciertos medicamentos que absorben la vitamina B9 y puede ayudar a personas alcólicas o fumadores, pues estos hábitos, ocasionan una mala absorción del ácido fólico.
El elevado contenido de vitamina K en esta verdura hace que tomar las espinacas sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.
Tablas de información nutricional de las espinacas (100 Grs)
Calorías 20,74 kcal.
Grasa 0,30 g.
Colesterol 0 mg.
Sodio 69 mg.
Carbohidratos 0,61 g.
Fibra 2,58 g.
Azúcares 0,47 g.
Proteínas 2,63 g.
Vitamina A 589,17 ug.
Vitamina C 40 mg.
Vitamina B12 0 ug.
Calcio 117 mg.
Hierro 2,70 mg.
Vitamina B3 1,38 mg
Fuente: alimentos.org.es

PROPIEDADES HIERBAS Y CONDIMENTOS

El Jengibre
El jengibre es una raíz que crece en climas tropicales. Pertenece a los rizomas que son plantas cuyos tallos crecen horizontalmente debajo de tierra. Se ha utilizado como planta medicinal durante mucho tiempo, gracias a sus beneficios para combatir las malas digestiones y náuseas. Se utiliza como condimento en muchas partes de Asia y Sudamérica aunque actualmente se está extendiendo su uso en Occidente. Tiene un aroma refrescante y un sabor dulce y algo ligeramente picante que se atenúa con la cocción.
Beneficios y Valor nutritivo
Anti-inflamatorio. Los gingeroles también tienen una potente acción anti-inflamatoria. Se han realizado estudios que indican que el jengibre alivia la hinchazón y el dolor del 75 por cien de personas con artritis.
Anti-cancerígeno. Los principales compuestos activos del jengibre son los gingeroles y los terpenos que tienen propiedades anti-cancerígenas y combaten las células de cáncer de ovario, colon y recto.
Control de niveles de colesterol. Algunos estudios señalan la posibilidad de que el jengibre ayuda a controlar los niveles de colesterol.
Remedio digestivo. Como decíamos al principio esta raíz se ha utilizado durante mucho tiempo para mejorar la digestión, remediar las náuseas y evitar los gases ya que contiene unas sustancias relajantes del intestino.
Analgésico natural. Se considera que el jengibre puede aliviar el dolor causado por migraña.
Compra y Conservación
Venta y presentación. El jengibre tiene forma de raíz. Se comercializa principalmente de dos formas: seco molido, y fresco. Es preferible comprarlo fresco porque mantiene mejor todos sus aromas y propiedades nutritivas.
Conservación. El jengibre fresco puede conservarse unas tres semanas fuera del frigorífico. Aunque el jengibre seco se conserve durante más tiempo pierde paulatinamente parte de su aroma. En cualquier caso deberíamos conservarlo en lugar fresco y seco.
Se puede congelar en una bolsa con cierre click y se va sacando lo necesario. Se deja la bolsa un par de minutos fuera del congelador y se quiebra un trozo o se corta con cuchillo lo que se necesita y el resto se vuelve al congelador.
Cómo preparar el jengibre
Pelar el jengibre es la costumbre habitual para utilizar este condimento. Se puede hacer con un cuchillo o un pelador para dejar al descubierto la carne blanca de su interior. Basta con pelar sólo la cantidad que vayamos a utilizar al momento. De este modo se conservará mejor el resto. En algunas elaboraciones se utiliza el jengibre sin pelar cuando la raíz es muy tierna.
Las dos formas básicas de utilizar el jengibre fresco son Picar o Rallar la parte interior del mismo.
Para picar jengibre cortaremos la carne interior en rodajas de unos 2 a 3 mm de espesor. Luego cortamos estas rodajas en tiras alargadas (corte juliana), las que se colocan sobre una tabla de picar y se cortan en trozos pequeños.
Combinando el jengibre con otros alimentos
Combina bien con muchos tipos de platos diferentes como Ensaladas, Guisos, Platos de carne o pescado, postres y bebidas como el té frío o limonada o lo podemos probar en bebidas como la Ginger Beer (sin alcohol) que se vende en Australia o el Ginger Ale, que tomamos acá, si se fijan su sabor es ligeramente picante.
Es versátil y se utiliza mucho en la cocina Japonesa, China, Tailandesa y Vietnamita. También combina bien con muchos platos y guisos de la cocina europea, proporcionando un toque dulce y fresco al plato con un ligero toque amargo.
La cantidad que utilicemos es un factor muy importante. El jengibre tiene un aroma fuerte, sobretodo si no se está acostumbrado a su sabor. Lo mejor es ir probando poco a poco y ajustar la cantidad según el gusto de cada uno.

La cúrcuma y su alto poder antiinflamatorio

Por todos es conocido el poder curativo de las especias provenientes de Oriente, y la cantidad de beneficios que nos aportan. Pero muy pocos de nosotros conocemos realmente a una de las especias que nos aportan más beneficios. Se trata de la cúrcuma, utilizada desde hace más de 4.000 años.

La cúrcuma es uno de los principales componentes del curry, y es a través de este alimento que se ha hecho tan habitual su uso. Esta especia está formada principalmente por un componente activo llamado curcumina, que además de ser el principal culpable de los diferentes beneficios de esta sustancia, es el que dota a la cúrcuma de su característico color amarillo.

La cúrcuma es muy conocida por sus propiedades antiinflamatorias, es por esto que es una especia recomendable para aquellos que sufren artritis, pues ayuda a calmar el dolor y a eliminar toxinas del organismo. Para todos los que practicamos deporte también puede ser un buen aliado, ya que nos ayuda a mantener nuestras articulaciones en perfectas condiciones evitando que se inflamen y duelan.

Además ayuda a evitar la formación de coágulos de sangre, pues mejora la circulación sanguíneay previene enfermedades como la arterosclerosis. Pero no solamente actúa de esta manera en sangre, sino que también puede mejorar el metabolismo de las grasas, pues ayuda a que el hígado funcione correctamente y asimile mejor estos nutrientes. No debemos olvidar que puede ser un buen aliado para los diabéticos, pues ayuda a reducir el azúcar en sangre.

La cúrcuma tiene un alto poder antioxidante protegiendo a nuestro organismo de los efectos nocivos que causan los radicales libres. Es por esto por lo que se considera a la cúrcuma como un aliado para luchar contra el cáncer, y es que se cree que favorece la eliminación de las sustancias cancerígenas, y ayuda a nuestro cuerpo a producir sustancias anticancerosas como el Glutatión.

Como buena especia tiene un alto poder expectorante que hace que se utilice para aliviar los pulmones cuando estamos resfriados, además de ayudar a eliminar la mucosidad bronquial y a abrir nuestras vías respiratorias.

La forma más frecuente de encontrar la cúrcuma es en polvo, como cualquier otra especia, pero ya hay tiendas especializadas en nutrición que la venden en cápsulas. Si la usamos con polvo sobre la piel también puede ser un buen aliado contra afecciones tales como psoriasis, hongos…

Fuente: Vitónica
publicado 14-10-2008